lunes, 22 de abril de 2019

SOBRE MÉRITOS BAREMABLES Y LEYES QUE NO SE CUMPLEN...










Seguramente lo haya planteado en entradas anteriores, pero como es un tema recurrente, permítanme que vuelva a formular el mismo interrogante:  ¿por qué el SES no unifica de una vez los méritos a valorar en Bolsas de Trabajo y en procesos selectivos de acceso a la condición de personal estatutario fijo? ¿A qué poderosas razones responde, por ejemplo, que sí compute la docencia y la investigación en los segundos y no para las primeras?  



¿Dice algo la ley al respecto? Pues el artículo 31.4 de la Ley 55/2003 establece lo que sigue:




<< Los baremos de méritos en las pruebas selectivas para el acceso a nombramientos de personal estatutario se dirigirán a evaluar las competencias profesionales de los aspirantes a través de la valoración ponderada, entre otros aspectos, de su currículo profesional y formativo, de los más significativos de su formación pregraduada, especializada y continuada acreditada, de la experiencia profesional en centros sanitarios y de las actividades científicas, docentes y de investigación y de cooperación al desarrollo o ayuda humanitaria en el ámbito de la salud. Reglamentariamente y, con carácter básico, se regularán los principios y criterios que determinen las características comunes de los baremos de méritos que sean de aplicación en los procesos selectivos y de provisión de plazas y puestos que sean convocados para el acceso a la condición de personal estatutario, tanto de carácter fijo como de carácter temporal y, en los procedimientos de movilidad, conforme a lo previsto en el artículo 37. >>






Como pueden comprobar, la ley ordena que, en las pruebas selectivas para el acceso a nombramientos (sin distinguir —esto es fundamental— entre acceso a nombramientos de personal estatutario fijo y nombramientos de carácter temporal), los baremos de méritos se dirijan a evaluar  las competencias profesionales de los aspirantes a través de la valoración ponderada, entre otros aspectos, de su currículo profesional y formativo, de los más significativos de su formación pregraduada, especializada y continuada acreditada, de la experiencia profesional en centros sanitarios y de las actividades científicas, docentes y de investigación y de cooperación al desarrollo o ayuda humanitaria en el ámbito de la salud.



Tenemos el marco legal, bien. Entonces, ¿por qué no se valoran la docencia, la investigación, la cooperación o la ayuda humanitaria en las Bolsas de Trabajo? ...



También ordenará la ley que se apruebe un reglamento, que tendrá carácter básico (aplicable a todo tipo de procesos selectivos), que regule los principios y criterios que determinen las características comunes de los baremos de méritos.



¿Existe un reglamento que dé cumplimiento a ese mandato de la ley? …




Pasa mucho que las controversias no se producen por falta de leyes sino por su cómodo, gratuito e impune incumplimiento.



martes, 16 de abril de 2019

MODELO ALEGACIONES A FASE DE MÉRITOS OPOSICIONES (112)






AL TRIBUNAL DE SELECCIÓN
SERVICIOS CENTRALES DEL SERVICIO EXTREMEÑO DE SALUD
(Avenida de las Américas 2, 06800 Mérida)




Convocatoria: proceso selectivo convocado por Resolución de 18.09.2017, de la Dirección Gerencia, para el acceso a la condición de personal estatutario fijo en la categoría de Enfermero/a de Urgencia de Atención Primaria, en las Instituciones Sanitarias del SES


Trámite: alegaciones frente a valoración de méritos / Resolución de 11 de abril de 2019 del Secretario del Tribunal de selección




D.ª _____________________________, mayor de edad, Enfermera, provista con DNI núm.________________, con domicilio a efectos de notificaciones en______________________________________________________, comparece y, como mejor proceda, DICE



           Que, con fecha 15.04.2019, fue publicada Resolución de 11 de abril de 2019 por la que el Secretario del Tribunal de las pruebas informa que, por unanimidad de sus miembros, se adoptaron los siguientes acuerdos: (i) hacer públicas las relaciones de aspirantes con la puntuación obtenida en el concurso de méritos, tanto en el turno libre como en el de promoción interna; (ii) anunciar la apertura de un plazo de diez días hábil para presentar alegaciones.



           Que, mediante el presente escrito, dentro del plazo concedido, quien suscribe viene a mostrar su disconformidad con la puntuación que le ha sido otorgada en el apartado _______________ con base en las siguientes



ALEGACIONES


           PRIMERA.-  



           SEGUNDA.-



           Por cuanto antecede,



           SOLICITA AL TRIBUNAL DE LAS PRUEBAS que teniendo por presentado este escrito se sirva admitirlo y, en mérito a los argumentos desarrollados en el cuerpo del mismo, proceda a computar la experiencia profesional/formación/otrasactividades ________________________.




           Lo que pido en  ____________, a 16 de abril de 2019.




Fdo.:






IMPORTANTE: Si al revisar la documentación aportada se advirtiera la comisión de un error, este es el momento de subsanarlo. 



MODELO ALEGACIONES BOLSA ENFERMERA 2019





A LA SECRETARÍA GENERAL DEL SERVICIO EXTREMEÑO DE SALUD


Asunto: listado provisional Bolsa trabajo Enfermera publicado el 16.04.2019

Trámite: alegaciones / disconformidad valoración de méritos



D/Dª.__________________________________________, mayor de edad, provisto/a con DNI núm._____________________, con domicilio a efectos de notificaciones en___________________________________________________, comparece y, como mejor proceda, DICE



           Que, con fecha 16 de abril de 2019, ha sido publicada la Resolución 15 de abril de 2019 de esa Secretaría General por la que se hacen públicos los listados provisionales de aspirantes admitidos y excluidos en la Bolsa de Trabajo en la categoría de Enfermero/a y para Unidades de Especiales Características de esta categoría, convocada por Resolución de 23 de septiembre de 2014, en las Instituciones Sanitarias del SES, figurando quien suscribe con la siguiente puntuación:



Misma Cat
Cat Equiv
Otra Cat
C.Priv
OtraAP
Invest
Forma
Nota






Que, por medio del presente escrito, dentro del plazo de diez días concedido, la dicente viene a mostrar su disconformidad con la puntuación adjudicada en concepto de __________________(concretar mérito/s mal baremado/s) al no compadecerse la misma con la debidamente acreditada. Y es que, conforme a la base 4.1 de la convocatoria de 23 de septiembre de 2014, la dicente aportó:



1.    _______________________ (concretar el documento aportado), que hacían a quien suscribe acreedora de ____ puntos por tal concepto.  Sin embargo, en el listado provisional, este mérito ha sido valorado con ___ puntos.

2.    ___________________________
3.    ___________________________



* IMPORTANTE: Si al revisar la documentación aportada se advirtiera la comisión de un error, este es el momento de subsanarlo. Por ej: si se aportó un documento distinto al que exige el Pacto.



          Por lo expuesto,



          SOLICITA A LA SECRETARÍA GENERAL DEL SES que teniendo por presentado este escrito junto con el documento/s que acompaña al mismo se sirva admitirlos y, en su virtud, dicte Resolución por la que, en el listado definitivo, otorgue a quien suscribe __________ puntos en concepto de _____________________________.



          Significar que la intención de la dicente es cumplir escrupulosamente con las bases de la convocatoria                    




          En_______________ para Mérida, a 16 de abril de 2019.




Fdo.:




lunes, 1 de abril de 2019

PROMOCIÓN INTERNA: LA CATEGORÍA DE PROCEDENCIA









Esta entrada responde a una Sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura el pasado 28 de febrero de 2019 (enlace a Sentencia), que aborda una controversia suscitada en torno al término “categoría de procedencia” en un proceso selectivo convocado por el SES para el turno de promoción interna.




Sabrán que entre los requisitos para concurrir a procesos de promoción interna en el SES, el artículo 28.1.b) del Decreto 12/2007 exige: << Encontrarse en situación administrativa de servicio activo y con una antigüedad como personal estatutario fijo durante al menos dos años en la categoría de procedencia >>.



¿Y qué debemos entender por “categoría de procedencia”? ¿Aquella en la que se tiene plaza como personal estatutario fijo o la que se ocupa en el momento de concursar (que, claro está, puede ser distinta)?



Pues verán, desde que entró en vigor el Decreto 132/2017 (enlace a Decreto 132/2017), no hay duda:



la categoría de procedencia es aquella en la que se tiene la condición de personal estatutario fijo, independientemente de en qué categoría se encuentre en la situación administrativa de servicio activo en el momento de presentar la solicitud al proceso selectivo




Así, desde ese Decreto, ya no hay duda, por ejemplo, de que quien esté en activo como personal interino en la categoría de “matrona” puede concurrir a promoción interna para el acceso a esa misma categoría si hace, al menos, dos años que tiene plaza en propiedad como enfermera.




Ahora bien, antes de ese Decreto 132/2017 la cosa no estaba tan clara. De hecho, la interpretación que hasta entonces defendía el SES del término “categoría de procedencia” era, efectivamente, ¡¡¡ JUSTO LA CONTRARIA !!! Bien lo sabe (y lo sufrió) el aspirante que concurrió a un proceso selectivo para acceso a la condición de personal estatutario fijo en plazas de Licenciados, en la categoría del Grupo Técnico de Función Administrativa, por el turno de promoción interna, y se encontró con que el órgano de selección lo excluía porque sólo llevaba año y medio trabajando en el Grupo de Gestión desde el que pretendía acceder al Grupo Técnico, aunque era personal estatutario fijo en el Grupo Auxiliar desde hacía casi una década.




Disconforme con su exclusión, el aspirante recurrió, sin éxito, a la vía judicial. El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura avala la decisión del órgano selectivo.




Cuántas controversias, disputas, malosentendidos, cuántos pleitos podrían evitarse si nos esmerásemos (se esmerasen) más a la hora de expresarnos y, sobre todo, en el momento de redactar...




martes, 19 de marzo de 2019

ÓRGANOS DE SELECCIÓN: NORMATIVA APLICABLE









Ante las consultas que nos han formulado sobre la composición de los tribunales de selección en procesos selectivos convocados por el SES, transcribimos el contenido del artículo 31.8 de la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud:


<< En el ámbito de cada servicio de salud se regulará la composición y funcionamiento de los órganos de selección, que serán de naturaleza colegiada y actuarán de acuerdo con criterios de objetividad, imparcialidad, agilidad y eficacia. Sus miembros deberán ostentar la condición de personal funcionario de carrera o estatutario fijo de las Administraciones públicas o de los servicios de salud, o de personal laboral de los centros vinculados al Sistema Nacional de Salud, en plaza o categoría para la que se exija poseer titulación del nivel académico igual o superior a la exigida para el ingreso. Les será de aplicación lo dispuesto en la normativa reguladora de los órganos colegiados y de la abstención y recusación de sus miembros. >>





Esta normativa ha de ser completada, en Extremadura, con el Decreto 201/1995, de 26 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Ingreso del Personal al Servicio de la Administración de la Comunidad Autónoma de Extremadura. En concreto, con lo dispuesto en el Capítulo III de su Título I, que se ocupa de los órganos de selección en los siguientes términos:


<< ARTICULO 8.– TRIBUNALES DE SELECCION

1.– Los Tribunales serán nombrados, salvo excepción justificada, en cada orden de convocatoria y con arreglo a la misma les corresponderá el desarrollo y la calificación de las pruebas selectivas. Los Tribunales estarán constituidos por un número impar de miembros no inferior a cinco, debiendo designarse el mismo número de miembros suplentes.

2.– Los Tribunales de Selección no podrán estar formados mayoritariamente por funcionarios pertenecientes a la misma Especialidad objeto de la selección, salvo las peculiaridades del personal docente, investigador y sanitario. En la composición de los órganos de selección se procurará que la mayoría de los miembros y observadores sindicales acrediten un perfil profesional, administrativo o académico que sea acorde con las características funcionales de los puestos objeto del proceso de selección. Asimismo, la totalidad de sus miembros deberá poseer un nivel de titulación igual o superior al exigido para el ingreso en el Cuerpo o Escala de que se trate.

3.– No podrán formar parte de los Tribunales de Selección aquellos funcionarios que hubiesen realizado tareas de preparación de aspirantes a pruebas selectivas en los cinco años anteriores a la publicación de la correspondiente convocatoria, siempre que los mismos correspondan al mismo Cuerpo o Especialidad. Podrán, a iniciativa de cada Central Sindical, estar presentes en los Tribunales durante la totalidad del proceso selectivo, en calidad de observadores, un representante de cada una de las Centrales Sindicales que ostente representación en el ámbito de la Función Pública de la Junta de Extremadura.

4.– Los Tribunales de Selección podrán disponer la incorporación a sus trabajos de asesores especialistas, para todas o algunas de las pruebas, de acuerdo con lo previsto en las correspondientes convocatorias. Dichos asesores colaborarán con el órgano de selección exclusivamente en el ejercicio de sus especialidades técnicas.

5.– A fin de dotar a los órganos de selección de un alto grado de cualificación y autonomía que permita alcanzar los objetivos de la selección, podrán formar parte de los Tribunales, además de los empleados públicos al servicio de la Administración de la Comunidad Autónoma de Extremadura, miembros de Centros Oficiales de Formación, profesores colaboradores de la Escuela de Administración Pública de Extremadura y, cuando las características de los puestos a cubrir lo requieran, empleados de otras administraciones públicas que desarrollen una actividad directamente vinculada a dichos puestos.

6.– Los miembros de los órganos de selección y los observadores sindicales deberán abstenerse cuando concurran las circunstancias previstas en el artículo 28 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de Procedimiento Administrativo Común, comunicándolo a la autoridad convocante a partir de la publicación de las listas de aspirantes admitidos. Los interesados podrán recusarlos cuando concurra alguna de dichas circunstancias.


ARTICULO 9.– REVISION E IMPUGNACION

1.– Las resoluciones de los Tribunales de Selección vinculan a las Administraciones, sin perjuicio de que ésta, en su caso, pueda proceder a su revisión, conforme a lo previsto en los artículos 102 y siguientes de la Ley de Régimen Jurídico de las Administración Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

2.– Contra las resoluciones y actos de los órganos de selección y sus actos de trámite que impidan continuar el procedimiento o produzcan indefensión podrá interponerse recurso ordinario ante la autoridad que haya nombrado a su presidente. >>





Por si fuera de interés, transcribimos a continuación la regulación de la abstención y de la recusación contenida en la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público:




<< Artículo 23. Abstención.

1. Las autoridades y el personal al servicio de las Administraciones en quienes se den algunas de las circunstancias señaladas en el apartado siguiente se abstendrán de intervenir en el procedimiento y lo comunicarán a su superior inmediato, quien resolverá lo procedente.

2. Son motivos de abstención los siguientes:

a) Tener interés personal en el asunto de que se trate o en otro en cuya resolución pudiera influir la de aquél; ser administrador de sociedad o entidad interesada, o tener cuestión litigiosa pendiente con algún interesado.
b) Tener un vínculo matrimonial o situación de hecho asimilable y el parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado o de afinidad dentro del segundo, con cualquiera de los interesados, con los administradores de entidades o sociedades interesadas y también con los asesores, representantes legales o mandatarios que intervengan en el procedimiento, así como compartir despacho profesional o estar asociado con éstos para el asesoramiento, la representación o el mandato.
c) Tener amistad íntima o enemistad manifiesta con alguna de las personas mencionadas en el apartado anterior.
d) Haber intervenido como perito o como testigo en el procedimiento de que se trate.
e) Tener relación de servicio con persona natural o jurídica interesada directamente en el asunto, o haberle prestado en los dos últimos años servicios profesionales de cualquier tipo y en cualquier circunstancia o lugar.

3. Los órganos jerárquicamente superiores a quien se encuentre en alguna de las circunstancias señaladas en el punto anterior podrán ordenarle que se abstengan de toda intervención en el expediente.

4. La actuación de autoridades y personal al servicio de las Administraciones Públicas en los que concurran motivos de abstención no implicará, necesariamente, y en todo caso, la invalidez de los actos en que hayan intervenido.

5. La no abstención en los casos en que concurra alguna de esas circunstancias dará lugar a la responsabilidad que proceda.

Artículo 24. Recusación.

1. En los casos previstos en el artículo anterior, podrá promoverse recusación por los interesados en cualquier momento de la tramitación del procedimiento.

2. La recusación se planteará por escrito en el que se expresará la causa o causas en que se funda.

3. En el día siguiente el recusado manifestará a su inmediato superior si se da o no en él la causa alegada. En el primer caso, si el superior aprecia la concurrencia de la causa de recusación, acordará su sustitución acto seguido.

4. Si el recusado niega la causa de recusación, el superior resolverá en el plazo de tres días, previos los informes y comprobaciones que considere oportunos.

5. Contra las resoluciones adoptadas en esta materia no cabrá recurso, sin perjuicio de la posibilidad de alegar la recusación al interponer el recurso que proceda contra el acto que ponga fin al procedimiento. >>




CARRERA PROFESIONAL PERSONAL TEMPORAL DE LARGA DURACIÓN: ENÉSIMA SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO








En una Sentencia dictada el pasado 21 de febrero de 2019, el Tribunal Supremo, Sala Tercera, va a volver a insistir (por enésima vez) en que << existe discriminación del personal estatutario interino por condicionarse su participación en la carrera profesional diseñada en ese Acuerdo de la Mesa Sectorial a la circunstancia de haber superado un proceso de ingreso y, por tanto, a la adquisición previa de la condición de personal estatutario fijo, ello por no admitirse que ese condicionamiento integre una causa objetiva que justifique la diferencia de trato >>.



En esta Sentencia de 21 de febrero de 2019, el Tribunal Supremo va a rescatar pasajes de pronunciamientos anteriores, de entre los que merece especial mención su Sentencia de 30 de junio de 2014, en la que ya reconoció << el derecho a la carrera profesional de los estatutarios interinos de larga duración >>.



¿Y quiénes integrarían ese colectivo de personal de larga duración?



El Tribunal Supremo acogerá el criterio fijado por el Tribunal Constitucional (plasmado en su Sentencia número 203/2000, de 24 de julio), según el cual ese colectivo lo conformarían aquellos que mantienen con la Administración una relación temporal de servicios que supera los cinco años.



Ciertamente, hace ya mucho (hablo de años) que el Tribunal Supremo viene censurando el trato discriminatorio del que, todavía hoy, sigue siendo objeto el personal temporal de los Servicios de Salud en relación con el devengo y pago del complemento de carrera profesional. Han sido varias nuestras publicaciones al respecto: entrada diciembre de 2018entrada abril de 2018; entrada mayo 2017 y modelo reclamación de mayo de 2017; entrada marzo de 2016.



IMPUGNACIÓN EXAMEN TIPO TEST: RECORDATORIO






Porque está de actualidad y porque creo que puede resultar útil, les enlazo a una entrada que publiqué en junio de 2016, en la que abordé el espinoso tema de la impugnación de preguntas/respuestas tipo test: entrada.



Permítanme no obstante que aproveche esta entrada para recordar, de forma somera, lo siguiente:


— Que el órgano jurisdiccional no puede sustituir el juicio técnico emitido por el órgano especializado y debe respetar siempre el margen de discrepancia que suele reconocerse como válido o aceptable en el correspondiente saber especializado (en tanto carece de conocimientos específicos para emitir un definitivo dictamen, desde una evaluación puramente técnica, que dirima lo que sean meras diferencias de criterio exteriorizadas por expertos). Es decir, no nos va a bastar con acreditar que sea defendible otra respuesta, criterio o valoración del ejercicio sino que es preciso que demostremos el disparate o el error inaceptable o manifiesto, claro y patente, o al menos que existe un consenso científico en dirección distinta de la acogida por el tribunal calificador. A este respecto, nos recordará el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (Sentencia nº 52/2016, de 31 de marzo de 2016) que el criterio de los tribunales selectivos no sólo goza de presunción de certeza sino de razonabilidad, pudiendo sólo desvirtuarse si se acredita la infracción o el desconocimiento del proceder razonable que se presume en el órgano calificador, bien por desviación de poder, arbitrariedad o ausencia de toda posible justificación del criterio adoptado, entre otros motivos, por fundarse en patente error, debidamente acreditado por la parte que lo alega.



Que, eso sí, se han de evitar situaciones en las que, por ser claramente equívoca o errónea la formulación de la pregunta o de las respuestas, existan dudas razonables sobre cuál puede ser la respuesta correcta y, por dicha razón, carezca de justificación racional aceptar la validez solamente de una de ellas.


— Que para evitar situaciones de duda, el Tribunal Supremo va a exigir una exactitud y precisión tal en la formulación de las pruebas que haga inequívoca cuál es la respuesta más acertada entre las diferentes opciones ofrecidas.


— Si queremos valernos de una prueba pericial para demostrar el inequívoco y patente error técnico que permitiría revisar el dictamen del órgano calificador, es conveniente recordar que, a juicio del Tribunal Supremo, tal pericia no puede limitarse a revelar una simple opinión técnica diferente, sino que tiene que incorporar elementos que permitan al tribunal de justicia formar con total seguridad su convicción sobre esa clase de error de que se viene hablando; y para ello será necesario lo siguiente: (1) que la pericia propuesta identifique de manera precisa y clara los concretos puntos de desacierto técnico que advierte en el dictamen del órgano calificador; y (2) que señale fuentes técnicas de reconocido prestigio en la materia de que se trate que, respecto de esos concretos puntos, hayan puesto de manifiesto que son mayoritariamente valorados en el ámbito científico como expresivos de un evidente e inequívoco error.




Les dejo a continuación enlaces a Sentencias muy interesantes del Tribunal Supremo: Sentencia de 11 de mayo de 2016 y Sentencia de 14 de marzo de 2018