jueves, 30 de marzo de 2017

A PROPÓSITO DE LA PROBABLE SUPRESIÓN DE LA CATEGORÍA DE ENFERMERA DE ATENCIÓN CONTINUADA







Hablaba en una entrada anterior de la improvisación que parece imperar, a modo de principio rector, en muchas de las decisiones que adopta o avanza el Servicio Extremeño de Salud (enlace a entrada), especialmente en cuestiones que tienen que ver con su personal.


I. PLANTEAMIENTO: SUPRESIÓN DE LA CATEGORÍA DE ENFERMERA DE ATENCIÓN CONTINUADA


Esta vez no voy a referirme a los méritos en Bolsas de Trabajo, ni a los procesos de estatutarización. Tampoco a las limitaciones de aprobados en procesos selectivos de acceso a plazas (sobre este tema intentaremos abrir un debate). Hoy me voy a atrever con la más que probable supresión de la categoría de Enfermera de Atención Continuada (ya circula un Borrador de Orden donde se acuerda), a ver si advierto cierto grado de improvisación.

Una vez fijado el planteamiento, pasemos al nudo. Verán cuán entretenido todo.


II. NUDO: PLAN DE ORDENACIÓN DE RECURSOS HUMANOS

Según el artículo 15.1 de la Ley 55/2003 (perdón por la referencia jurídica, pero es necesaria):

En el ámbito de cada servicios de salud se establecerán, modificarán o suprimirán las categorías profesionales de personal estatutario de acuerdo con las previsiones del capítulo XIV y, en su caso, del artículo 13 de esta ley”.


Significar que, además de tales “previsiones”, el punto 2 de ese artículo 15 obliga a los servicios de salud a comunicar al Ministerio de Sanidad las categorías de personal estatutario existentes en el mismo, así como su modificación o supresión y la creación de nuevas categorías, a fin de proceder, en su caso, a la elaboración de un cuadro de equivalencias y a su homologación conforme a lo previsto en el artículo 37.1 (precepto que se ocupa de la movilidad voluntaria, esto es, de los traslados).


Queda claro que, para crear, modificar y suprimir una categoría profesional, el legislador prevé la ineludible observancia de determinadas “previsiones” (formalidades), con lo que los servicios de salud no pueden actuar a su libre albedrío (¿seguro?). Pero, ¿de qué previsiones se trata? ¿Qué dice el capítulo XIV de la Ley 55/2003? ¿Y su artículo 13? Aclarémoslo.


El capítulo XIV de la Ley 55/2003 regula la “representación, participación y negociación colectiva”, es decir, la intervención de los sindicatos, vaya. Ya tenemos despejada una formalidad.


Por su parte, el artículo 13 se refiere a los planes de ordenación de recursos humanos, que se tienen que negociar en las mesas correspondientes y constituyen el instrumento básico de planificación global. Detengámonos un poco en esto de los planes de ordenación de recursos humanos, a ver qué descubrimos.


Dice la ley que los planes de ordenación de recursos humanos especificarán (es un mandato) los objetivos a conseguir en materia de personal y los efectivos y la estructura de recursos humanos que se consideren adecuados para cumplir tales objetivos. Asimismo -sigue diciendo el artículo 13-, podrán establecer (esos planes de ordenación) las medidas necesarias para conseguir dicha estructura, especialmente en materia de cuantificación de recursos, programación del acceso, movilidad geográfica y funcional y promoción y reclasificación profesional.

Objetivos a conseguir en materia de personal, efectivos y estructura de recursos humanos…Elemental, querido Watson.


III. DESENLACE:…


Rebusquemos, pues, cual sabueso, en el Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Servicio Extremeño de Salud (enlace a Plan, publicado en DOE de 8 de mayo de 2015, “…fruto de un extenso análisis de la situación de los recursos humanos…” -pág. 1-, y sustentado “sobre la base de la participación y el consenso con las organizaciones sindicales presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad” -pág. 6), porque, a lo largo de sus 65 páginas, seguro encontramos alguna referencia a lo superfluo de la categoría de Enfermera de atención continuada y a su inevitable supresión. Estoy convencido de que hallaremos esa referencia porque en el DOE de 26 de agosto de 2016, es decir, hace nada, la Dirección-Gerencia del SES publicó el levantamiento de la suspensión que pesaba sobre ese Plan desde el 28 de agosto de 2015 tras realizar, claro, modificaciones a su contenido.



¿Alguna referencia a la posible, probable, aventurable supresión de la categoría de Enfermera de Atención Continuada?


Umm. 

Páginas 39 y 40…En relación a la ordenación y clasificación profesional, el Plan de Recursos Humanos del SES DESTACA, entre otras actuaciones, la creación de las categorías de Médico y Enfermero de Atención Continuada. Es decir, ya no es que no se previera su supresión sino todo lo contrario: se destaca su creación. Esto se merece un enorme

  




* Por cierto, aunque no venga al caso, si tienen tiempo, échenle un vistazo a las páginas 21 y 22, donde se habla de la “tasa de temporalidad”. Les adelanto que se situaba en el 30,14 %, eso sí sin contar a los eventuales ni a los sustitutos. ¡¡¡Qué grandes son!!!

* Y, ya de paso, ¿se dice algo en ese Plan sobre la posible limitación de aspirantes que pueden superar la fase de oposición en los procesos selectivos? No. Lo que se puede leer en su página 37 es que:

La gestión de los procesos selectivos para el ingreso en las categorías estatutarias reviste un alto grado de complejidad, especialmente por el elevado volumen de aspirantes que concurren a las pruebas. A ello hay que añadir el hecho de que el sistema selectivo imperante (¿?) es el de concurso-oposición, de tal manera que con posterioridad a la fase de oposición los tribunales de selección deben proceder a la valoración de los méritos de todos los aspirantes que han aprobado los ejercicios de la oposición, particularmente los relativos a la formación pregraduada, especializada o continuada, la experiencia profesional en centros sanitarios y las actividades científicas, docentes y de investigación, en su caso”.


Llanto desconsolado huérfano de una mano amiga. Una pesada carga esa de gestionar procesos selectivos. 




miércoles, 29 de marzo de 2017

MODELO 5 DE DENUNCIA ANTE INSPECCIÓN DE TRABAJO



A LA INSPECCIÓN PROVINCIAL DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL
DE BADAJOZ
                                              


Asunto:   situación laboral en Gerencia de Área de Salud de Badajoz, perteneciente al Servicio Extremeño de Salud 



Actuando en nombre y representación de la Enfermera colegiada D.ª ____________________, provista con DNI nº _____________, mediante el presente escrito venimos a formular ante esa Inspección de Trabajo DENUNCIA contra la Gerencia del Área de Salud de Badajoz por el uso abusivo de un régimen de trabajo, cuando menos alegal, al que denomina “pool”.

Sucede que, con ese “recurso” (pool), la Gerencia de Badajoz impone a enfermeras (entre ellas, a la que también firma este escrito) con las que suscribe, sin solución de continuidad, sucesivos nombramientos de carácter temporal (con una duración que, en muchos casos, no llega a exceder de diez días), unas condiciones de trabajo absolutamente leoninas, insoportables y contrarias a la ley. Condiciones de trabajo que consisten en un deambular constante por distintas Unidades de los Hospitales “Infanta Cristina” y “Perpetuo Socorro” de Badajoz, sin planillas de trabajo (artículo 17.1, letra j), Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud), sin respetar el régimen de descansos (artículos 17.1 , letra g), y 52 de esa misma Ley 55/2003) y con una “planificación” plasmada en mensajes de whatsapp que se remiten al personal pocas horas antes de tener que cubrir un turno.

La Ley 44/2003, de 21 noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias fija como principio rector del ejercicio de las profesiones sanitarias la “continuidad asistencial de los pacientes”. Nos preguntamos cómo garantiza la Gerencia de Badajoz la observancia de ese principio cuando está abusando de un recurso de dudosa legalidad como es el “pool”. Es más, nos cuestionamos si las condiciones de trabajo que parecen caracterizar a ese “recurso” (pool) han sido objeto de valoración por los servicios de prevención dada la indiscutible precariedad que lo caracteriza.

A mayor abundamiento, parece ser que de ese “recurso” se está sirviendo la Gerencia de Badajoz para cubrir situaciones que obligarían a la suscripción de nombramientos de sustitución conforme a lo preceptuado en el artículo 9.4 de la citada Ley 55/2003.

Ciertamente, no se trata de negar las potestades organizativas de las que, lógicamente, goza un Servicio Público de Salud. Pero esas potestades no lo pueden todo, no están por encima de la ley. No es admisible, bajo ningún punto de vista, que se estén cercenando derechos, que se esté elevando, de manera exponencial, la comisión de errores, que se esté defraudando la ley en claro deterioro de la calidad de vida de los profesionales y, por supuesto, en detrimento de la calidad de la asistencia que tienen derecho a recibir los pacientes.  

Por cuanto antecede, solicitamos que, a la vista de lo anteriormente expuesto, por parte de esa Inspección de Trabajo se inicien las oportunas actuaciones que pongan fin y sancionen tan graves infracciones, interesando a este respecto que se requiera a la Gerencia de Badajoz para que facilite la evaluación de riesgos de los puestos de trabajo que oferta (más bien impone, bajo sanción de exclusión de la Bolsa de Trabajo) como “pool”.

Interesa significar que ya el pasado año 2016 cuatrocientas profesionales del SES denunciaron idénticas irregularidades, sin que hasta el día de la fecha hayan obtenido respuesta alguna.
  


MODELO 4 DE DENUNCIA ANTE INSPECCIÓN DE TRABAJO


A LA INSPECCIÓN PROVINCIAL DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL
DE BADAJOZ
                                              


Asunto:   situación laboral en Gerencia de Área de Salud de Badajoz, perteneciente al Servicio Extremeño de Salud 



Actuando en nombre y representación de la Enfermera colegiada D.ª ________________, provista con DNI nº _____________, mediante el presente escrito venimos a formular ante esa Inspección de Trabajo DENUNCIA contra la Gerencia del Área de Salud de Badajoz por las razones siguientes:

PRIMERA.- Por vulnerar el régimen de descansos establecido en los artículos 51 y 52 de la Ley 55/2003, de 16 diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud (de 12 horas entre una jornada y otra, y de 36 horas ininterrumpidas cada semana), y ello debido a los turnos de trabajo que se les impone al personal (la enfermera que suscribe este escrito llegó a realizar 190 horas en un nombramiento de 26 días de duración), con la agravante de que, en muchos casos, no se facilitan las planillas de trabajo, “organizándose” el trabajo a través de mensajes de whastapp, con la más evidente inseguridad que ello genera.

Significar que, cuando se facilitan planillas de trabajo al personal temporal, suelen aparecer en las mismas espacios en blanco. Espacios  que “permiten” imponer turnos a las enfermeras pocas horas antes de tener que cubrirlos.

SEGUNDA.- Por vulnerar el artículo 9 de la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del personal estatutario del Servicio Extremeño de Salud (en adelante, SES); precepto que diferencia, con claridad meridiana, tres modalidades de nombramientos estatutarios de carácter temporal, cada uno de ellos con un particular régimen jurídico, a saber:

·      De interinidad: previsto para el desempeño de una plaza vacante de los centros o servicios de salud, cuando sea necesario atender las correspondientes funciones.
El cese del personal estatutario interino se produce cuando se incorpora personal fijo, por el procedimiento legal o reglamentariamente establecido, a la plaza que desempeñe, así como cuando dicha plaza resulta amortizada.

·      De eventualidad, que se expide en los siguientes supuestos:

a)    Cuando se trate de la prestación de servicios determinados de naturaleza temporal, coyuntural o extraordinaria.
b)   Cuando sea necesario para garantizar el funcionamiento permanente y continuado de los centros sanitarios.
c)    Para la prestación de servicios complementarios de una reducción de jornada ordinaria.

Se acordará el cese del personal estatutario eventual cuando se produzca la causa o venza el plazo que expresamente se determine en su nombramiento, así como cuando se supriman las funciones que en su día lo motivaron. Si se realizaran más de dos nombramientos para la prestación de los mismos servicios por un período acumulado de 12 o más meses en un período de dos años, procederá el estudio de las causas que lo motivaron, para valorar, en su caso, si procede la creación de una plaza estructural en la plantilla del centro.

·      De sustitución, que se expedirá cuando resulte necesario atender las funciones de personal fijo o temporal, durante los períodos de vacaciones, permisos y demás ausencias de carácter temporal que comporten la reserva de la plaza, acordándose su cese cuando se reincorpore la persona a la que sustituya, así como cuando ésta pierda su derecho a la reincorporación a la misma plaza o función”.

Lo que está sucediendo en la Gerencia de Badajoz es que se están suscribiendo nombramientos de eventualidad no sólo para atender necesidades de carácter permanente (contraviniendo lo resuelto por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Sentencia de 14 de septiembre de 2016, asunto C-16/15[1]) sino, también, para cubrir ausencias de enfermeras, a cuyo fin deberían ser suscritos, por imperativo legal, nombramientos de sustitución y no de eventualidad.

En relación con lo anterior, interesa significar que es jurisprudencia pacífica del Tribunal Supremo la que, en buena lógica, niega que la Administración -sanitaria en este caso- goce de una patente de corso para poder elegir a su antojo y conveniencia entre las distintas modalidades de nombramientos temporales, y ello porque cada uno responde a causas perfectamente definidas y claramente diferenciadas.

Lo anterior es lo que, al parecer, está sucediendo, a título ilustrativo, en el Servicio de Traumatología del Hospital “Perpetuo Socorro” de Badajoz, en el que se cubren bajas de enfermeras no con nombramientos de sustitución (que es lo procedente) sino recurriendo, bien a personal que se denomina “pool”, al que se hace peregrinar por distintas Unidades, bien a profesionales de la misma Unidad (a quienes se “carga” con exceso de horas).

Esa “forma” de organización del trabajo va en detrimento de la calidad asistencial por la descoordinación que provoca. Así, pasa con más frecuencia de la deseable que a quien hace de “pool” se le deja solo en un determinado Servicio (en el que puede que nunca haya trabajado) porque el compañero que está destinado en el mismo se ha “cogido” el día debido al exceso de horas realizado como consecuencia de la decisión organizativa de no nombrar a personal sustituto. Situación por la que pasó la enfermera que suscribe este escrito, que fue nombrada como “pool” y destinada, entre otros, al Servicio de Otorrinolaringología del Hospital “Perpetuo Socorro”. Servicio en el que la dejaron sola cubriendo un turno a pesar de que nunca antes había sido destinada allí y de que lo normal es que ese Servicio esté atendido por dos enfermeras.

TERCERA.- Según el artículo 17.1, letras d) y j), de la citada Ley 55/2003, el personal tiene derecho a recibir protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo, así como sobre riesgos generales en el centro sanitario o derivados del trabajo habitual, y a la información y formación específica en esta materia conforme a lo dispuesto en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales; como también tiene derecho a ser informado de las funciones, tareas, cometidos, programación funcional y objetivos asignados a su unidad, centro o institución, y de los sistemas establecidos para la evaluación del cumplimiento de los mismos.

Traemos a colación estos derechos porque no parece que la decisión de la Gerencia del Área de Salud de Badajoz de nombrar a enfermeras a las que, sin solución de continuidad (incluso en el mismo día), obliga a atender necesidades en distintas Unidades en las que, además, puede que no hayan trabajado nunca, se compadezca con tales derechos. Cabe preguntarse si la Gerencia de Badajoz tiene evaluado los riesgos que inevitablemente entraña el trabajo como “pool”.  De hecho, nos preguntamos cuál es la regulación legal de esa figura.

La enfermera que suscribe este escrito trabaja actualmente como “pool” de críticos en el Hospital “Infanta Cristina” de Badajoz, y por ello se ve obligada a cubrir la UCI, CARDIOLOGIA/CORONARIAS, UCI CARDIACA(UCP) y REANIMACIÓN. Antes de suscribir ese nombramiento, esta misma enfermera trabajo en el Servicio de Otorrinolaringología en el Hospital “Perpetuo Socorro” de Badajoz,

Ciertamente, no se trata de negar las potestades organizativas de las que, lógicamente, goza un Servicio Público de Salud. Pero esas potestades no lo pueden todo, no están por encima de la ley. No es admisible, bajo ningún punto de vista, que se estén cercenando derechos, que se esté elevando, de manera exponencial, la comisión de errores, que se esté defraudando la ley en claro deterioro de la calidad de vida de los profesionales y, por supuesto, en detrimento de la calidad de la asistencia que tienen derecho a recibir los pacientes.  


Por cuanto antecede, solicitamos que, a la vista de lo anteriormente expuesto, por parte de esa Inspección de Trabajo se inicien las oportunas actuaciones que pongan fin y sancionen tan graves infracciones, interesando a este respecto que se requiera a la Gerencia de Badajoz para que facilite la evaluación de riesgos de los puestos de trabajo que oferta (más bien impone, bajo sanción de exclusión de la Bolsa de Trabajo) como “pool”.

Interesa significar que ya el pasado año 2016 prácticamente cuatrocientas profesionales del SES denunciaron idénticas irregularidades, sin que hasta el día de la fecha hayan obtenido respuesta alguna.







[1] Enlace a Sentencia TJUE goo.gl/c9Sggn

MODELO 3 DE DENUNCIA ANTE INSPECCIÓN DE TRABAJO



A LA INSPECCIÓN PROVINCIAL DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL
DE BADAJOZ
                                              


Asunto:   situación laboral en Gerencia de Área de Salud de Badajoz, perteneciente al Servicio Extremeño de Salud 



Actuando en nombre y representación de la Enfermera colegiada D.ª _________________, provista con DNI nº ___________________, mediante el presente escrito venimos a formular ante esa Inspección de Trabajo DENUNCIA contra la Gerencia del Área de Salud de Badajoz con base en el siguiente relato de

HECHOS

PRIMERO.- Con fecha 24 de abril de 2016, la Sra. ____________ firma nombramiento de personal estatutario de carácter eventual con la Gerencia del Área de Salud de Badajoz para trabajar como Enfermera en el Hospital “Perpetuo Socorro” (en la Unidad de ______________) desde el 29 de abril hasta el 12 de mayo de ese mismo año.

La planilla de trabajo que se le impone a la Sra. __________ tiene la siguiente cadencia: tarde y mañana-noche (en el mismo día), saliente y un único día libre por cada ciclo. Semejante planilla de trabajo entraña una palmaria vulneración del régimen de descansos previsto en el artículo 52 de la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto marco del personal estatutario de los servicios de salud, que establece un período mínimo de descanso semanal ininterrumpido de 36 horas. Descanso que la planilla impuesta a la Sra. ____ no garantiza.

SEGUNDO.- El 6 de junio de 2016 la Sra. _______ firma un nuevo nombramiento como personal estatutario, esta vez de sustitución (sujeto al artículo 9.4 de la Ley 55/2003), para trabajar en el Hospital “Infanta Cristina” hasta el 15 de julio por la ausencia de otra enfermera que se había dado de baja.

No obstante la modalidad de nombramiento suscrita (de sustitución), la Supervisora de Área se pone en contacto con la Sra. ______ para facilitarle los turnos de trabajo correspondientes sólo a una semana.

Incapaz de conciliar -debido a la planilla de trabajo impuesta- su vida laboral y familiar (con un hijo menor de edad a su cargo), la Sra. ________ adelanta a la Supervisora de Área que va a solicitar una reducción de jornada, a lo que ésta le responde, de forma airada: “dónde se ha visto una pool con reducción de jornada, me vas a  hacer bien la puñeta”.

Tan inesperada como impropia respuesta de la Supervisora de Área provoca en la Sra. _______________ un ataque de ansiedad y pánico por el que acude a su médico de cabecera (se aportan los partes de baja y los informes médicos). Peor aún. Estando de baja en casa, la Supervisora no sólo importuna a la Sra. ________ sino que la llega a intimidar llamándola por teléfono todas las semanas para preguntarle cuándo se va a incorporar (de hecho, le llega a solicitar que le facilite a ella en persona el primer parte de baja).

Como consecuencia de esa presión a la que se ve sometida, la Sra. ___________ renuncia a la posibilidad de renovar el nombramiento que se le ofrece el 15 de julio.

TERCERO.- En octubre de 2016 la Sra. ____ cursa su alta por mejoría. No obstante, tanto su médico de cabecera como el psicólogo al que se vio obligada a acudir le hacen sendos informes en los que, si bien se la considera apta para trabajar, se matiza que no es recomendable que se vea sometida a peregrinajes por Unidades (pool).

Esos informes son presentados por la Sra. ____________ en la Gerencia de Badajoz con la legítima expectativa de ser reubicada en caso de suscribir un nuevo nombramiento, y ello conforme a lo establecido en el artículo 25 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (“Protección de trabajadores especialmente sensibles a determinados riesgos”).

Ante la falta de ofertas de nombramientos, la Sra. ______ pregunta en la Gerencia sobre la razón de esa circunstancia, siendo informada de que ese hecho responde a que “casi todos los contratos son de pool”. Ante esa respuesta nuestra colegiada refiere su derecho a ser reubicada por salud laboral, a lo que se le responde que “no podían tener más privilegios con ella”.

CUARTO.- El 12 de noviembre de 2016 la Sra. _____firma otro nombramiento de eventualidad, que se prolonga hasta el 15 de ese mismo mes, para trabajar, también esta ocasión, en el Hospital “Infanta Cristina” de Badajoz.

La Sra. _____ es informada de que no va a disponer de planilla física porque su trabajo se lo va a organizar “por teléfono” la Supervisora de Área. Así, el mismo sábado día 12 se le comunica que va a “doblar” en distintos Servicios, cubriendo el turno de tarde en la Unidad de Oncología y el turno de noche  en Cirugía Vascular.

QUINTO.- El 17 de enero de 2017 la Sra. ______ firma el enésimo nombramiento de carácter eventual, que se prolonga, en un principio, hasta el 26 de ese mismo, para trabajar como refuerzo “por terceras camas”en Cirugía Hepatobiliardel Hospital “Infanta Cristina”.

Ese nombramiento inicial de eventualidad se renueva en varias ocasiones para atender idénticas necesidades. Sin embargo, el 23 febrero, la Supervisora de Área comunica a la Sra. _____ y a las demás enfermeras nombradas como refuerzos que las “terceras camas” se van a cerrar por lo que todas ellas van a ser trasladadas a otras plantas, sin serles respetadas sus planillas (turnos) de trabajo.

SEXTO.-Desde el 15 al 21 de marzo, en virtud de un nuevo nombramiento de carácter eventual, la Sra. _______ trabaja como refuerzo por “terceras camas”, esta vez, en Cardiología del Hospital “Infanta Cristina”.Nombramiento del que no se le facilita copia.
El día 20 marzo, tras llegar de tarde a la planta, una compañera informa a la Sra. _______de que había llamado el Supervisor de guardia ordenando que acudiera a la Unidad de Coronarias.

Consciente de que para trabajar en Coronarias resulta preceptivo formar parte de la Bolsa especial de UCI prevista en el Pacto de 17 de enero de 2013 que regula las Bolsas de Trabajo del SES, la colegiada informa al Supervisor que no ella no pertenece a esa Bolsa especial (por carecer de los requisitos exigidos a tal fin), a lo que éste le responde que “eso da igual”.

El relato de hechos expuesto evidencia una flagrante vulneración del régimen semanal de descanso previsto en la Ley 55/2003; un incumplimiento manifiesto de la Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales dada la negativa a adaptar el puesto de trabajo a las limitaciones de la Sra. _______; unas inadmisibles presiones a quien, además, se encuentra de baja por ansiedad; un continuo peregrinaje por distintas Unidades que no sólo infringe el Pacto de 17 de enero de 2013 que regula la selección de personal temporal por parte del SES sino, más grave aún, que eleva de forma exponencial la probabilidad de comisión de errores por parte de las Enfermeras.

En vista de lo anterior interesamos que por parte de esa Inspección de Trabajo se inicien las oportunas actuaciones que pongan fin y sancionen tan graves infracciones.



         

MODELO 2 DE DENUNCIA ANTE INSPECCIÓN DE TRABAJO


A LA INSPECCIÓN PROVINCIAL DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL
DE BADAJOZ
                                              

Asunto:  fraude en nombramientos de carácter temporal por parte de la Gerencia de Área de Salud de Badajoz, perteneciente al Servicio Extremeño de Salud 



Actuando en nombre y representación de la enfermera colegiada D.ª _________________, provista con DNI nº _______________, mediante el presente escrito venimos a denunciar, por un lado, la comisión de fraude en la selección de personal estatutario temporal  en que estaría incurriendo la Gerencia del Área de Salud de Badajoz al ignorar el Pacto de 17 de enero de 2013 (DOE del 6 de marzo) y, por otro, la vulneración del régimen obligatorio de descansos previsto en la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud.

El fraude en la selección tiene que ver con las Bolsas de Trabajo para unidades de especiales características[1] de que dispone el Servicio Extremeño de Salud en virtud de la cláusula decimotercera de aquel Pacto de 17 de enero de 2013. Cláusula donde se regulan, entre otros aspectos, los requisitos que deben reunir los aspirantes para formar parte de esas Bolsas especiales y la duración de los nombramientos.

Lo que está sucediendo en la Gerencia de Badajoz es que, tras seleccionar a personal que forma parte de una determinada Bolsa especial, se decide sorpresivamente, que esa misma profesional pase a trabajar en otra Unidad que exige pertenecer a otra Bolsa especial distinta. Así, en el caso de la Sra. _______________, la Gerencia de Badajoz la seleccionó por su pertenencia a la Bolsa especial de Neonatología, de lo que, en buena lógica, se colegía que pasaría a trabajar en neonatos durante un mes. Sin embargo, lo cierto fue que la Gerencia de Badajoz sometió a esta enfermera a un peregrinaje por distintas Unidades. 

Nos encontramos, por tanto, con que la Gerencia de Badajoz se está desentendiendo, interesadamente, del Pacto que regula la selección de personal temporal.

Y no sólo eso. Porque durante el mes que duró su nombramiento, la Sra. ______________ libró solo dos días, y trabajó todos los fines de semana, contraviniendo así lo establecido en el artículo 51.2 de la Ley 55/2003. Semejantes condiciones de trabajo impiden, obviamente, que el personal pueda conciliar su vida familiar y laboral.

Hemos de denunciar también la forma en que a nuestra colegiada se le informaba de los cambios de Servicio. Y es que, sin disponer de planilla de trabajo, sus traslados se le comunicaban por teléfono.

Por cuanto antecede, interesamos que por parte de esa Inspección de Trabajo se inicien las oportunas actuaciones que pongan fin y sancionen tan graves infracciones.

Interesa significar que ya el pasado año 2016 prácticamente cuatrocientas profesionales del SES denunciaron idénticas irregularidades, sin que hasta el día de la fecha hayan obtenido respuesta alguna.

En Badajoz, a veintiocho de marzo de dos mil diecisiete.







[1] Son diez las unidades de especiales características, a saber: Quirófanos; Quirófano de Cirugía Cardíaca; Hemodiálisis; Hemodinámica; Urgencias; UCI-Reanimación-Unidad de Recuperación de Cirugía Cardíaca; UCI Pediátrica; Neonatología; Unidad de Quemados; Oncología Pediátrica.